La incontinencia urinaria: libérate de los miedos

 

La incontinencia urinaria: libérate de los miedos.

La falsa creencia de que la incontinencia urinaria es un problema exclusivo de la mujer y de las personas adultas, es hora de romper con ese mito.  Libera tus miedos ante esta condición, que es mas común de lo que puedas imaginar.   Sobre 400 millones de personas en todo el mundo sufren de incontinencia.

Los últimos estudios realizados en Estados Unidos reflejan que 1 de cada 4 personas (entre hombres y mujeres por igual) sufren de esta condición.  En la mujer la prevalencia es sobre las edades de 35+, aumentando el porcentaje al 50% en mujeres mayores de 65 años.  En los hombre la media es sobre 40 años, con el mismo aumento de 50% en hombres mayores de 65 años.

El envejecimiento es un factor de riesgo como cualquier otra enfermedad o condición.  No obstante, es un mito que la edad es sinónimo de padecer de incontinencia.

La realidad es, en este tiempo de tanta libertad y que se habla literalmente de todo, aun tenemos los y cientos de mitos que nos cohíben hablar abiertamente de estos temas.  En ocasiones por vergüenza, miedo al qué dirán, factores culturales y desconocimiento.

Es momento de dejar de estigmatizar este problema y hablar abiertamente sobre él.  La incontinencia urinaria afecta tanto a mujeres y hombres

SE ME SALIO UN CHORRITO

Cuántas no han experimentado escapes de orina al reír, toser, estornudar, levantando algún peso, haciendo ejercicios, etc.   Te ríes, lo sé, a mi también me ha pasado.
En ocasiones asumimos que  estos episodios ocurran como normal, cuando en realidad no lo es.  Tener escapes de orina involuntarios por mínima que sea no es normal.
Medline Pluss nos define la incontinencia urinaria como la perdida del control de la vejiga.  Los episodios varían desde un se me salió un chorrito hasta la salida abundante e incontrolable de la orina.
Estudios clínicos demuestran que las mujeres demoran hasta 6 años en visitar su medico para tratarse la condición, cuando si es tratable a tiempo pueden reducirse los síntomas y erradicarla por completo.

NO ES NORMAL, TODO A TIEMPO TIENE REMEDIO

El asumir que todo es normal, tiene serias consecuencias.  La calidad de vida, autoestima e independencia de la persona que padece incontinencia se afecta.
En ocasiones  no tienen vida social por temor a que le ocurra “un accidente” y “quedar en vergüenza” y en el peor de los casos en una condición incapacitante.

Ciertos factores como infecciones, cáncer de útero, cervical, vejiga, próstata entre otros están asociados con la incontinencia urinaria.  Higiene, pantalones muy apretados, toallas sanitarias, alergias y tampones, jamones o talcos pueden provocar hongos y bacterias que causen infecciones y a su vez problemas de pérdida o escape de orina.
Esa sensación de pujo, ir al baño corriendo y solo expulsar unas gotas, son síntomas que algo no esta bien.

Todo a tiempo tiene remedio.  Los tratamientos para manejar la condición van desde ejercicios, terapias, medicamentos, rayos láser y en casos severos, la cirugía.

QUE PUEDO HACER?

Visitar a tu medico es la recomendación #1, no automedicarse.

No tengas miedo ni sientas vergüenza de hablar con tu medico sobre la condición.  Hablar abiertamente sobre lo que te pasa y juntos trabajen un plan de tratamiento.  Si tienes pareja, conversar sobre el tema, posiblemente también ella esté pasando por lo mismo.

Podemos seguir ciertos cuidados y precauciones para reducir y  minimizar la condición:

  • Evitar el estreñimiento – consumir productos altos en fibra y tomar la mitad de nuestro peso en agua diariamente ayuda a tener un mejor movimiento de nuestro intestino, evitando el estreñimiento.
  • Vigilar la alimentación – el consumo de ciertos alimentos como el picante, exceso de café, alcohol, cítricos y bebidas carbonatadas pueden irritar la vejiga y por consecuencia producen urgencia de orinar.
  • No aguantar el ir a orinar – tienes ganas de orinar, orina.  El aguantar las ganas produce perdida de tono muscular y distensión de la vejiga.  Tu conoces tu cuerpo, sabes cuando es imperativo, identifica cuando es necesario “de verdad” a cuando la sensación “no es normal”
  • Ejercicios  – la técnica conocida como Kegel, son ejercicios que realizados de manera correcta son altamente beneficios para fortalecer los músculos  pélvicos y por ende ayudar a corregir la condición.  Existen dispositivos diseñados para este fin como son las bolitas o pesas pélvicas.   Los ejercicios de Kegel pueden ser realizados tanto por mujeres como por hombres.

Libérate de los miedos y mitos con respecto a la incontinencia urinaria.  No permitas que la condición te limite ni afecte tu vida diaria.  Habla con tu medico, con tu entorno familiar y juntos planifiquen y establezcan un plan de acción.

Eres de dueñ@ de tu vida, no estas sol@…un chorrito se nos ha salido a todos.

 

(Este escrito no tiene la intensión de curar ni tratar ninguna condición de salud o enfermedad.  Comparto la información con el fin de crear conciencia y educar sobre la importancia de cuidar nuestra salud y tener una mayor y mejor calidad de vida.  Datos recopilados de diferentes fuentes: es.familydoctor.org ; medlineplus.gov ; consejosdetufarmaceutico.com 

Tus comentarios Son Importantes.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: