Resequedad Vaginal, rompe el tabú y hablemos del tema

Resequedad Vaginal, rompe el Tabú y hablemos del tema

 

Hay temas que aun las mujeres adultas, se les hace incomodo hablar.  El tabú es hora de romperlo y comenzar a hablar abiertamente de lo que nos aqueja y preocupa como mujeres.

La resequedad vaginal aunque se asocia con la menopausia, es una condición que puede afectar a cualquier mujer, independientemente de su edad.

La realidad es que mientras vamos avanzando en edad, mayor es la perdida de estrógeno.

El estrógeno es la hormona responsable, entre otras “virtudes” de proporcionar lubricación a nuestra área vaginal.  Al perder o disminuir, comienzan los trastornos asociados a la falta de ésta, entre los que se encuentran la resequedad vaginal.

Información ofrecida por la Asociación Americana de Menopausia y Medline,   mas del 50% de las mujeres que padecen de resequedad vaginal están por debajo de los 50 años.

Factores tales como:  la menstruación, lactancia, el stress, consumo de tabaco (fumar), cáncer de mama, cáncer uterino, endometriosis, quimioterapia, depresión, diabetes y ciertos medicamentos, son causantes de esta condición.

COMO SE MANIFIESTA LA RESEQUEDAD VAGINAL

Por lo regular las mujeres que padecen esta condición (tratable, no es una enfermedad) presentan unos síntomas habituales que deben ser tratados a tiempos para evitar complicaciones mayores; que si  puedan convertirse en un problema serio de salud.

Picor vaginal, irritación y ardor al orinar, dolor e incomodidad al tener relaciones sexuales, son algunos de los principales signos.

Hongos, sangrado al tener relaciones sexuales, úlceras y laceraciones en el área vaginal, infecciones y otras complicaciones serias podrían ocurrir.

Como siempre decimos, la prevención y tratamiento a tiempo nos puede evitar complicaciones mayores.

QUE PUEDO HACER

Lo primero que debemos hacer es hablar con nuestro medico de confianza.  Existen alternativas de tratamiento, incluso sin receta medica, que podemos utilizar para aliviar los síntomas.

Evitar el uso de jabones irritantes, detergentes para lavar que contengan olor, lociones, pantalones apretados y las duchas vaginales.

La higiene, lavar nuestra área genital con agua clara, y evitar el uso de talcos.

EXAMENES MEDICOS PARA LA MUJER

EXAMEN MEDICO Y TRATAMIENTO

Por lo regular el médico realizará un examen pélvico para determinar y evaluar sus paredes vaginales, y si presenta  atrofia o vaginitis atrófica.

Podrá ordenarle laboratorios y exámenes adicionales para evaluar si tiene alguna condición mayor de salud, y pruebas de niveles de hormonas.

Las cremas hidratantes, terapias hormonales, los pellet, lubricantes libre de aceites y perfumes,  suelen ser sumamente efectivos para tratar la condición.   Muchos de estos productos pueden ser adquiridos sin receta médica, otros conllevan la evaluación y administración por parte del médico.  El tiempo y/o el tratamiento es uno individualizado y debe ser monitoreados por tu especialista.

CONCLUSION

Posiblemente,  no des la importancia a la condición y la veas como algo normal de “la edad”.  La condición puede llegar a afectar grandemente tu calidad de vida.  El dolor, molestias, infecciones se pueden convertir en un gran problema de salud.
La falta de lubricación pueden convertir las relaciones sexuales en un momento indeseado y doloroso, es hora de que hables con tu  pareja.
La comunicación con tu pareja es indispensable, dile lo que estas sintiendo y la condición que te aqueja.  El uso de lubricantes al momento de tener las relaciones, nada tienen que ver con la satisfacción y el amor que te brida durante el acto sexual.  Por el contrario, es para que las mismas sean placenteras, disfrutadas y deseadas.

Todo a tiempo tiene remedio y la resequedad vaginal es una condición tratable, no es un tabú.

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: